Blog

En Recuerdo | 01/05/2020 | 0 Comments

¿Cuáles son los efectos de la pérdida de un ser querido?

Perder a un ser querido es una de las cosas más duras por las que una persona puede pasar, y no hay una fórmula establecida o predeterminada de manifestación del dolor. El duelo  nos afecta a todos de manera diferente, y muchas veces puede hacernos sentir completamente desolados, solos, sin esperanza o incluso enfadados.

Los posibles efectos negativos de una reacción de duelo pueden ser, además de diversos, muy significativos. Según los últimos estudios, alrededor del 48% de las personas que están en periodo de duelo sufren algún tipo de trastorno de ansiedad durante el primer año. También suele aparecer irritabilidad, sentimientos de desapego, depresión y soledad, así como de pensamientos preocupantes y repetitivos.

El estrés y el dolor se manifiestan de forma interna en nuestro cuerpo. Esta somatización puede aumentar, aún más, la angustia de la persona que la sufre.

Los signos y síntomas pueden encontrarse en forma de agotamiento o falta de aliento y fatiga; también en forma de dolores, como dolor de pecho y dolores de cabeza; en forma de temblores, agitación y aumento del ritmo cardíaco; en forma de malestar general, estomacal y sensibilidad en la piel; y, por último, en forma de hipersensibilidad a estímulos externos, como el ruido o a la luz.

El duelo también puede afectar nuestro comportamiento y conducta. Es normal manifestar inquietud o hiperactividad, falta de concentración, incapacidad para tomar decisiones, alteraciones en el ciclo vigila-sueño (insomnio o hipersomnia), o alteraciones alimentarias (pérdida o aumento de apetito) con el consecuente perdida o aumento de peso.

Sophia Benarroch